“Reunión de Junta Nacional del Polo resultó una derrota para Robledo en su intención de llevar al partido a un pacto con el uribismo”

No obstante las múltiples trapisondas y las manipulaciones para tratar de imponerse en la Junta Nacional del Polo Democrático Alternativo que sesionó entre el sábado 10 y el domingo 11 de diciembre, el sector del Moir que lidera el senador Jorge Enrique Robledo con su aliado el excongresista Jaime Dussán Calderón, no logró su propósito de convocar un congreso extraordinario de la colectividad amarilla que tenía como propósito proclamar su aspiración presidencial.

Alejandro Ocampo Giraldo, excandidato a la Gobernación del Valle e integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Polo, fue uno de los primeros en pronunciarse tras el fracaso de la reunión de la Junta Nacional del partido que estuvo caracterizada por la manera burda con que quiso manipularla el sector del Moir, que le negó, incluso, el derecho de participar a las minorías poblacionales porque sus representantes hacen parte del bloque de Polo Paz

“Esta reunión de la Junta Nacional constituye la derrota de Robledo que buscaba romper el Polo Democrático para llevarlo a un pacto con el uribismo”, dijo Ocampo Giraldo, quien destacó el hecho de que el Moir no contó con los votos suficientes para imponer su estratagema.

Para convocar el congreso extraordinario en enero de 2016 con el fin de proclamar la candidatura presidencial de Robledo y que era el afán del Moir por reunir la Junta Nacional del Polo, se requería obtener el 70% de los votos y ellos alcanzaron alrededor del 50%, explicó el dirigente vallecaucano.

Dijo que ante la grosera manipulación del sector de Robledo en la reunión de la Junta Nacional, las tendencias Vamos por los Derechos del senador Iván Cepeda y Polo Social de la ministra Clara López Obregón, que están nucleados en el bloque que se denomina Polo Paz, determinaron abandonar el recinto donde se realizaban las deliberaciones.

No hay punto de encuentro en el Polo

De esta manera, se protocolizó la escisión al interior del Polo Democrático, cuyas diferencias entre las tendencias que la integran vienen ahondándose desde la pasada campaña presidencial de 2014.

“Se evidencia que hay dos proyectos distintos al interior del Polo y por lo tanto no hay punto de encuentro, lo que hace muy difícil la convivencia”, explica Ocampo Giraldo.

Por lo tanto y frente a los atropellos cometidos durante la realización de la Junta Nacional de la colectividad, Ocampo dijo que el bloque Polo Paz procederá inmediatamente a interponer ante el Consejo Nacional Electoral las acciones a que haya lugar para evitar que Robledo y el Moir se tomen por asalto el Polo Democrático y convoquen, como es su propósito, el congreso extraordinario sin contar con los votos necesarios, en contravía de las disposiciones legales y estatutarias que rigen a este partido.

Posición ambigua del PUP

También el dirigente polista del Valle se refirió a la actitud política que ha asumido la tendencia Poder y Unidad Popular (PUP) que lidera el senador Alberto Castilla Salazar.

Ocampo sostiene que el PUP debe clarificar su postura política porque actualmente asume una posición ambigua: “desde el punto de vista programático coincide con Polo Paz pero vota con el Moir”. Por ello, agrega, que tendrá más temprano que tarde que definirse con claridad.

Ni-Ni de Robledo es para hacerle el juego a la ultraderecha

Respecto de la estrategia de Robledo y el Moir según la cual el Polo debe ser Ni-Ni: ni con Juan Manuel Santos, ni con Álvaro Uribe, lo que hay detrás, explica Ocampo Giraldo, es tratar de hacerle el juego a la ultraderecha.

Recuerda que en la segunda vuelta presidencial de 2014, Robledo llamó a votar en blanco, con lo cual le hacía un favor al candidato del uribismo Óscar Iván Zuluaga, porque si la izquierda hubiera adoptado esa opción, Santos y el proceso de paz se hubieran hundido. Ahora, agrega, Robledo se presenta como candidato presidencial para ayudarle a Uribe, por eso no quiere aliarse con ningún sector de la izquierda y convertirse en factor electoral que coadyuve al triunfo de la ultraderecha en una hipotética segunda vuelta en los comicios de 2018.

Hacia la concreción de la convergencia de los sectores de izquierda

Finalmente, Ocampo precisa que la tarea inmediata que se ha impuesto el bloque de Polo Paz es iniciar los contactos con diversos sectores políticos y sociales que integran el espectro de la izquierda en Colombia para avanzar en la generación de confianza que posibilite concretar la gran convergencia democrática y alternativa para las elecciones de 2018, sustentada en el respaldo a los acuerdos de paz y en el cambio de modelo económico.

De esta manera, puntualiza, se podrá presentarle a Colombia una alternativa sólida en lo programático y con vocación de poder que permita avanzar en la consecución de las reformas que requiere la modernización del país en la etapa del posconflicto.

Abrir la barra de herramientas